BLOG

Promedio: 3 (2 votes)

Los orgasmos durante el sueño son tan reales como los que experimentas al estar despierto. No requieren de estimulación genital, pues para que se produzcan bastan las imágenes que rondan en nuestro cerebro a la hora de soñar. ¡Vaya que la imaginación es caliente!

En Venus, te contamos 7 datos interesantes acerca de los pajeros que podemos llegar a ser a la hora de soñar.

 

1. Las mujeres pueden tener sueños húmedos en cualquier momento y a cualquier edad.photo-Squirt-Pussy-835901125.jpg

 

Y esto no es un privilegio exclusivo de la pubertad. Un estudio del Journal of Sex Research encontró que el 37% de las mujeres había experimentado uno, de las cuales solo una pequeña parte, eran universitarias.

 

 

2. Los adolescentes son más propensos a tenerlos, cuando no la ponen durante un tiempo.

pene-dotado-xxx2 (1).jpg

Estos orgasmos son más comunes durante la pubertad y la adolescencia, antes que comiencen a masturbarse regularmente o de echarse su primer polvo.

 

3. Para algunas, hasta es más fácil de tenerlos que estando despiertas.

Existen mujeres que no son capaces de tener orgasmos con su pareja o con la masturbación, pero si en sus sueños. Esto se debe a que los sueños sexuales están libres de distracciones, de estrés y de ansiedad.

 

 

4. Las personas suelen tener “sentimientos” en sus genitales durante el sueño REM.

Esto es posible porque, durante esta etapa del sueño, corre más flujo de sangre a la vagina y al pene.

Nunca faltan los que lo detectan a tiempo y aprovechan.

 

5. Los Hombres pueden tener toneladas de erecciones durante la noche, y no eyacular.

Investigaciones muestran que los hombres pueden permanecer muy duros en el transcurso de una noche, aunque esto no significa que se están teniendo sueños sexuales. El pene sube y baja infinitamente como durante el resto del día, ¿porque?, porque básicamente vivimos calientes.

 

6. Incluso, algunas posiciones podrían ser más propensas a provocar estos sueños eróticos ... y sus orgasmos.

 

Un estudio de 2012 en la revista Dreaming encontró que dormir boca abajo está asociado con tener sueños más intensos. Esto tiene sentido si pensamos que esta posición proporciona más contacto entre la cama y el clítoris, el monte de venus, el pene.

 

7. Tener orgasmos en los sueños es completamente normal y muy buena señal.

Es como un regalo de tu cerebro y una señal de que tu libido y tus fantasías eróticas están en muy buenas condiciones.

 

Comparte el artículo si te ha gustado.