BLOG

Promedio: 3.7 (3 votes)

¿Alguna vez te has topado con una telefonista de call center, portadora de una voz tan pero tan caliente, que has decidido colgar sólo para cascártela un buen rato? La televisión lejos está de ser lo único con lo que te puedes complacer sin tener que acceder a Internet. Para ciertas personas, una voz sensual a través del teléfono sigue resultando altamente efectiva cuando de inspirar empinadas se trata.

Lee también: ¡Quiero sexo ya! 14 vulgares y efectivas maneras de pedir sexo. 

Y ésto es justamente de lo que queremos hablar hoy en Venus, de ese particular y desorbitado morbo por las conversaciones telefónicas, la telefonofilia.

Según expertos, en el 2050 ésta, y otras prácticas relacionadas como el sexting o el cybersexo, serán algo muy común. Es más, actualmente, y gracias a los avances tecnológicos, existen proyectos de dispositivos virtuales que están imitando los mismos movimientos que una lengua y una boca brindando sexo oral. Es decir que, lamiendo la pantalla podremos proporcionar los efectos reales de un cunnilingus, a una mujer que se encuentra en la otra punta del planeta.

Lee también: Futurología del Polvo: ¿Cómo será el sexo en el 2050? 

Pero ¿qué es lo que realmente hace que estos intercambios se hayan convertido en el germen de una de las industrias más poderosas del sexo, sabiendo que todo, o casi todo, es ficción?

Business Insider, un sitio web de noticias de negocios, ha publicado una serie de interesantes testimonios en primera persona que nos brindan algunos datos actuales y muy interesantes.

Sigue siendo un negocio extendido, con vídeo o sin él. Las personas, sobre todo los hombres, buscan a otras, sobre todo mujeres, para poblar fantasías con sus voces...” 

Como explica el articulista, Alex Mayyasi, el sexo telefónico ofrece algo bien distinto al porno y a las webcams. No ha caído con su llegada, sino que ha sabido adaptarse y sigue creciendo. Es más, ahora es más simple que nunca trabajar de forma autónoma, sin necesidad de depender de las empresas que ofrecen servicios sexuales. Solo necesitas una conexión a internet, y ¡llame ya!.

Fingir lo que los clientes necesitan es el condimento esencial. Al igual que la lectura erótica, lo que logra es despertar todos los sentidos, mucha imaginación y una extrema adrenalina.

"El sexo telefónico es muy liberador. El que llama puede imaginar que mide dos metros y que la tiene como un semental".

ERES TELEFONOFÍLICO, ¿PORQUE?

Según Luis Perelman, sexólogo miembro de la Asociación Mundial de Sexología, la mayoría de la gente recurre a este tipo de fetiches sexuales por dos motivos:

1. La emoción, la curiosidad, el ser un anónimo o esa sensación misteriosa y adrenalínica de ser “otro” u “otros”, distinto al de la vida real.

2. La posibilidad de dejar volar la imaginación sexual, la sensación de travesura y el poder cumplir con una o varias fantasías, sin mayor compromiso.

Lee también: Top 10 de las parafilias y fetiches más perversos de las mujeres. 

Muchos otros incluso, experimentan placer por el solo hecho de oír la voz de una mujer sin la pantalla brillante del ordenador. Y algunas trabajadoras de la industria hasta llegaron a admitir que hay quienes llaman buscando más una psicóloga o una amiga, que sexo.

“Tengo clientes a los que conozco hace años y que me cuentan cómo ha ido su día, o a los que consuelo si se les muere un ser querido” (Lynn, teleoperadora erótica)

SEXO TELEFÓNICO EN PÚBLICO, UN HÁBITO CADA VEZ MÁS POPULAR

Se ha sabido que muchas de las personas que contactan con las líneas telefónicas eróticas lo hacen desde espacios públicos como una forma de calmar las presiones de la vida cotidiana o del trabajo, a través de la satisfacción de sus necesidades sexuales. Estas prácticas suelen hacerse en diversos espacios, algunos de ellos, y de los más frecuentes, son los baños públicos, los estacionamientos, los callejones o las calles a medianoche.

Ésto ofrece una estimulación placentera para todos los sentidos, incrementa la lucidez y hace que estemos más atentos y felices.

Lee también: La nueva tendencia en España: coger en la calle.

DEL OTRO LADO DE LA LÍNEA

Tal como vimos, existe toda una industria alrededor del sexo telefónico, pero las personas que se dedican a calentar a otros a través de su exquisita y sugestiva voz, no necesariamente se ven como el cliente se las imagina. Y ésto sucede porque entre los operadores de sexo telefónico y los clientes que llaman, existe un contrato de autoengaño. El que llama imagina que está hablado con una jovencita de cuervas pronunciadas, con una milf de tetas gigantes o con una excitante y perfecta sexstar, y la operadora debe interpretar este papel con extrema fidelidad.

Así es como el fotógrafo Phillip Toledano, en su afán por saber qué pasa del otro lado de la línea de teléfono, fotografió a más de 30 trabajadores del rubro, develando la verdadera cara de un teleoperador de voz hot line, ¡Y ÉSTE FUE EL RESULTADO!

Algunas personas están sentadas junto a sus parejas cuando contestan el teléfono. Y hasta hay algunos que son profesionales reconocidos, que además de hacerlo por diversión, se dedican a esto porque ganan el doble de lo que obtenían trabajando en una oficina.

Y tu, ¿pagarías por una sesión de sexo telefónico? ¡Responde en nuestras redes!

SI TE HA GUSTADO EL ARTÍCULO, ¡COMPÁRTELO!

Lee también: 

Graban a una pareja echando un polvo en la oficina.

Moteles aéreos: la nueva tendencia de los gurúes del sexo.

SEXSPORT: 6 deportistas olímpicos que la romperían en el kamasutra. 

¿Cómo se siente la “petite mort” o el orgasmo femenino? Basado en casos y audios reales.