BLOG

ENTRETENIMIENTO

¿Se puede aprender algo acerca de la práctica de un arte, excepto practicándolo?

El sexo anal puede ser una de las prácticas más placenteras tanto para ellos como para ellas, solo requiere dedicación y sobre todo paciencia, entender que los tiempos de dilatación y excitación no son iguales para todos.

Hombres... a las mujeres no nos gusta que nos pidan la cola, nos gusta ser excitadas a tal punto que sintamos el deseo de ser penetradas analmente.
La práctica del sexo anal no tiene que ser dolorosa sino placentera.
A continuación comparto con ustedes unos tips que te serán de gran ayuda si querés entrar por esa puerta al placer extremo, al menos a mi, me funcionaron bastante bien.

Para ellos:

Entiendo que estás re caliente y querés meterla ya, pero por hombres así las mujeres tuvieron experiencias poco agradables. El secreto son la caricias, los besos, mordidas suaves y palabras sucias o de amor, lo que prefiera tu compañera.

Pon a tu pareja en posición doggy y juega masturbando hasta que sientas que la lubricación aumenta, cada acción siempre debe ir acompañada de besos y ricas lamidas en sus nalgas y deseado culo.

Te darás cuenta del disfrute con sus movimientos mientras tenés tus dedos en su vagina, al mismo tiempo que tus labios y lengua dan un rico beso negro. En ese momento deben aprovechar la excitación e introducir suave muy suavemente un dedo húmedo en saliva en su ano, si se siente cómoda con eso ya tenés 50% de posibilidades de penetrar esa cola.

Luego es combinar la estimulación vaginal y anal de a poco, donde entra 1 entran 2 y donde entran 2, entran 3. Asegúrate de jugar con su clítoris mientras aumentas la cantidad de dedos en su culito. Cuando sientas que la dilatación es suficiente como para intentar con algo más grande, estará lista para sentir ricos orgasmos por atrás.

No olvides:
- Llevar uñas cortas.
- Usar lubricantes y mucha saliva.
- Continuar con la estimulación de clítoris.
- Cuida la higiene de tu compañera, no penetres vagina y ano con el mismo preservativo.
- La protección es fundamental.

Para ellas:

Como en el amor, no permitas que un pendejo te quite las ganas de volver a intentarlo.
El sexo anal es una puerta al placer que a veces no exploramos por temor al dolor e incomodidad. Hablar con nuestra pareja nos dará la confianza que necesitamos.

Si tenes curiosidad por esta práctica, quizás te resulte más cómodo empezar a explorar esta zona mientras te masturbas a solas.
Podes probar introduciendo un dedo en tu ano y jugar hasta que alcances orgasmos tan únicos que te preguntarás "por qué no lo habías intentado antes"

Antes de caminar, debemos gatear, no intentes posiciones exóticas para empezar con la práctica del sexo anal, en 4 es lo más cómodo y te permitirá masturbarte mientras la recibes por atrás.

Otra posición que disfrutarás es la Vaquera, estando arriba serás quien maneje el ritmo y la profundidad.

Relájate y dale rienda suelta al placer.

No olvides:
- Cuidar tu higiene antes del sexo anal. Debes tener espacio libre para no generar situaciones incómodas.

“un corazón roto duele pero un culo roto duele más"

Por @leiladazzler

DICCIONARIO VENUS

Sabes que significa...