BLOG

Promedio: 2.6 (8 votes)

Qué aficionado del cine porno no ha pensado alguna vez… “Uff, si me pagaran por coger como a esta gente” o quizás se ha hecho preguntas como: “si no usan preservativo, ¿que tan seguro puede ser?”, “¿pagarán bien?”, “¿qué parte será real y qué parte será montaje?” y justamente, para despejarte algunas dudas, a ti que eres un curioso empedernido del mundillo XXX, te presentamos 17 secretillos muy curiosos revelados por actores, productores y otra gente de la industria.


1. Todo muy controlado y seguro
Los actores están obligados a pasar por un protocolo de control riguroso llamado PASS, según el cual se nos examina cada dos semanas de todas las enfermedades de transmisión sexual, usando las mejores pruebas disponibles en el mercado. “Entre los actores y actrices porno, la incidencia de VIH es inferior a la de la población general".
2. Una industria regulada.
“Existe un estatuto llamado 18 USC 2257 que regula el negocio del porno. Todas y cada una de las escenas que ves distribuidas en el mercado cuentan con un registro para cada uno de los actores involucrados en el que se incluyen fotos del carnet de identidad, sus nombres artísticos, su número de la Seguridad Social, fecha de nacimiento y otras informaciones”. La próxima vez que veas porno en el que el actor es aparentemente 'engañado' para tener sexo contra su voluntad, ten en cuenta que esa actriz ha tenido que sentarse durante varios minutos a rellenar todos esos papeles antes de que una sola cámara se encienda.


3. Mucho de lo que ves, es montaje
No es raro que el actor no sea capaz de contenerse y acabe demasiado pronto. En esos casos se hace lo siguiente: usan un ángulo de cámara estudiado para hacer parecer que él está eyaculando, cuando en realidad es un asistente el que está estrujando fuera de cámara una bolsa (como las de suero intravenoso) de la que sale un tubo que queda escondido entre la pierna y el pene del actor. “Usamos semen falso bastante a menudo: cuando un actor no consigue eyacular por la razón que sea, o cuando quieres hacer ver que es increíblemente viril, o cuando una actriz tiene cierta posición en la industria y piensa que es demasiado buena para el semen real".
4. Enemas y mucho más.
"El anal requiere preparación, incluyendo enemas, pero también trabajo previo con los dedos y una dieta particular o saltarse las comidas ese día".
5. Gay-not-gay.
A principios de los 2000, la mayor parte del porno gay estaba filmado por actores heterosexuales. “A menudo teníamos que llevar al rodaje porno hetero y viagra porque los tipos se acababan ablandando porque no eran gays".


6. Nada de fortunas, tarifas decentes.
"No recibimos royalties por el porno. Todo se hace en base a contratos por escena con una tarifa diaria decente”
7. Placer a chorros.
¡Y este dato te podría dejar realmente ANONADADO! “La mayoría del porno que se vende como 'squirting' es realmente orina”.
8. Mantener la línea SI importa.
Una ex actriz confiesa: "Recuerdo estar a menudo hambrienta porque me preocupaba salir inflada en cámara... Recuerdo una vez que estaba filmando y el director no paraba de cortar la escena porque yo estaba mirando un plato con sándwiches que habían traído para el equipo. Ahí fue cuando me di cuenta de que el porno no era mi vocación en la vida y que prefería un buen sándwich de jamón y queso cortado en triángulo al dinero y al miembro masculino".
9. El tamaño es (casi) siempre una sorpresa.
"No existen indicadores que puedan ayudar a predecir el tamaño de un pene. Pies o manos grandes, peso, genes asiáticos... todo mentira. El único estereotipo que se ajusta a la realidad es el que se refiere a lo bien dotados que suelen estar los hombres negros".
10. Pero no todo es acting...
Las mujeres confiesan estar casi todo el tiempo fingiendo. Pero cuando están disfrutando de verdad, el sexo es realmente excitante. “Nosotros intentábamos siempre contratar a parejas o amigos que ya tenían una cierta intimidad entre ellos. Recuerdo una vez que hicimos una escena chica-chica en la que el director le contó a cada una de ellas, por separado y antes de empezar, que la otra opinaba que era hermosa y que estaba muy excitada por poder trabajar con ella. Las escenas de aquellas mujeres fueron intensas, y siguieron teniendo sexo entre ellas en los tiempos muertos entre escenas".


11. Buen negocio para ellas.
Las mujeres hacen mucho más dinero que los hombres. Se les paga en función de lo que hagan. Chica-chica, chico-chica, anal, doble penetración, 'ass to mouth', inserción de objetos, etc. “Allá por el 2003, cuando yo rodaba, una chica podía sacar unos 2.500 dólares por escena, dependiendo de lo que hiciera. Un hombre, sin embargo, alrededor de 500 dólares".
12. Un arte improvisado.
Hay porno que está escrito, que se hace sobre un guión, pero la mayor parte está improvisado sobre la marcha.
13. Responsabilidades legales.
Todas las compañías deben contar con un "custodio de registros". Esto es, una persona responsable de guardar toda la documentación necesaria, incluida la edad de todas las personas que intervienen en un rodaje. “Si alguien es filmado teniendo sexo, y esa persona tiene menos de 18 años, el custodio es quien responde legalmente por esa situación”.
14. No apto para mentes débiles.
Los espectadores no son conscientes ni de lo mucho que lleva filmar un vídeo, ni de lo difícil que es grabar. “Yo he participado en más de cuarenta películas. Sé que no es el trabajo más duro del mundo, y no pretendo sostener aquí que el porno sea algo complejo como la aeronáutica espacial, pero este trabajo no es para todo el mundo. Es extremadamente exigente tanto física como mentalmente. Entrar en esta industria sin tener la cabeza bien amueblada es peligroso".


15. Mucho viagra.
"El rodaje de un vídeo lleva mucho más tiempo de lo que es la duración final del vídeo. E incluso antes de empezar a rodar, tenemos que hacer las fotos. Para eso me tengo que poner en todas esas posiciones que luego vamos a hacer y estar ahí quieto entre 20 y 50 segundos, lo que resulta bastante incómodo, porque no puedes moverte en absoluto”. Según este actor, esa es una de las razones por las que toma viagra antes de empezar.
16. Siempre es Sexo casual.
Según los protagonistas, cuando el rodaje termina, cada uno se va por su lado. “Rara vez he hablado mucho con las chicas con las que me ha tocado trabajar. Disfruto de mi trabajo, pero no de la compañía de esas chicas fuera del trabajo. Me he encontrado con alguna chica interesante en los rodajes, pero no es lo más habitual".
17. Dos cucharaditas de semen, por favor.
El semen de pega que se usa en las sesiones de fotos fijas, está hecho con azúcar glas. “Es bastante habitual usar semen falso como edulcorante del café en los rodajes".
Fotos: Sophie Ebrard