BLOG

Promedio: 2.3 (3 votes)

Más allá de los gemidos, jadeos y palabritas como “si, si” “ahí, ahí”, “metela toda”, “dame más fuerte” y otras tantas más subidas de tono como: “hijo de puta”, “rompeme la concha”, “llename de leche” debemos saber que si bien estas no deben faltar en todo el proceso, existen otras sutilezas y no tanto que tienen un mejor impacto y suman mucho a la hora de romper esta monotonía casi sin contenido.

Vamos a enumerarlas en un in crescendo que recopilamos de numerosas encuestas:

#Puesto10


Sin duda una frase de grueso calibre. No para disparar en cualquier momento, ni tampoco a cualquiera. No por nada es la que lidera las encuestas. Para nosotros, primates en pleno coito, escuchar “me cogieron” casi en tono de confesión, nos provocará un choque brutal de emociones. Vértigo, despecho, posesión, pasión, etc. Si la dama es buena actriz, dudaremos que sea un juego por un instante, el mismo que desatará la más morbosa de las calenturas y le pediremos detalles para saborear en un sufrimiento exquisito, un éxtasis perplejo.
 

#Puesto9


Siempre una mamada tiene el costado humanitario. La verdad es que nos cuesta, en muchos casos, advertir si nuestra chica la chupa por su propio placer o se aburre a lo largo de algunos minutos. Que te quiera chupar la pija mientras te la estás cogiendo nos detona el cerebelo, ya que hacemos un link inevitable con lo extremadamente adicta que es esta señorita a la mamada de pijas. Por ende, la más deliciosa de las putas.

#Puesto8


Cuando ya se han agotado las frases más groseras y hayan disparado barbaridades sus delicados labios, no será necesario para ellas apostar a engrosar los epítetos o caer en frases burdas. Muchas veces hurgar en nuestras fantasías será mucho más sabio y potente. Si estamos por acabar con nuestra chica cabalgándonos encima, nos mira fijo y nos dice: “Me quiero coger a Melisa, mi amiga de la universidad, me dejas” automáticamente nos eyectaremos a la estratósfera, apilando cientos de imágenes en un microsegundo capaces de hacernos venir en un mar de leche sin poder siquiera responder un “si”.

#Puesto7


Si tu chica toma las riendas con esta frase, será seguramente un día memorable. Para nosotros los varones, que las mujeres quieran someternos es exquisito. Nos desliga de la responsabilidad de calentarlas, nos sentimos a la par, ya que entendemos que están tan calientes como nosotros. Si son verdaderamente buenas en el papel, nos hacen chuparla, nos cachetean y nos humillan la cosa puede ponerse mucho mejor, ya que las veremos cómo putas voraces capaz de cogerse lo que se les da la gana. Y a nosotros…las putas nos encantan!

#Puesto6


Es innegable que a muchos de nosotros nos calientan las ninfómanas, las chicas malas. Si bien la mayoría no tiene el coraje de entregar a su pareja, no está mal poder fantasear con todo ello en la cama. Si la que propone tal fantasía es ella, nos hará temblar de emoción y sentiremos que nos estamos cogiendo una verdadera zorra.  El cómo, a quién o a quienes te quieras hacer entregar por tu chico te lo dejamos para que lo desarrolles solita.

#Puesto5


Si estamos penetrándolas por la vía vaginal, clásica, nos descolocará completamente que nos murmuren un “sacala y haceme el culo”. También puede ser más salvaje la construcción gramática dependiendo de quién la enuncie. En cualquiera de los casos, esta preferencia por el sexo anal, cosa que habitualmente nos da mucho más placer a nosotros, nos hará pensar que estamos en presencia de una adicta al sexo en sus formas más perversas.

#Puesto4


Esta frase funciona muy bien para hacer un quiebre importante. Si las caricias están reiterativas y todo tiene pinta de ser un polvo normalito, hacer un alto y mencionar esta frase hará que cualquiera de nosotros, hombres mortales, respondamos un “contame!” Como es un sueño solamente y estas amparada por la ley, podrás incluir en el relato desde látigos, primos, jefes, hasta vecino en combo con mascota si te atreves. Te aseguro que estaremos más atentos a tu relato que a la definición por penales de la Champion League.

#Puesto3


Es una frase cuasi amorosa, muestra sumisión, pertenencia y complicidad. Es un guiño de parte de nuestra amante de turno la cual nos otorga vía libre para realizar cualquier cosa. Las mujeres suelen decirlo cuando están completamente excitadas ya que estarán abriendo puertas que solo podrán atravesar si están verdaderamente calientes.

#Puesto2


Es una frase que hace mención de cómo y dónde tocarlas, si estamos realizando bien o no la tarea. Es muy buena para guiarnos y nos hace sentir cómodos, ya que damos por sentado que ellas también están gozando. Solo hay que hacer caso y seguir las instrucciones, fácil y efectivo!

#Puesto1


Esta es una frese trillada pero rendidora. Cada tanto necesitamos saber que estamos en el puesto número uno de la lista de sus ex amantes. Por consiguiente vamos a poder seguir jugando con su conchita las veces que queramos, ya que ésta estará bajo nuestra custodia por un buen tiempo. No calienta tanto, pero sí nos suelta para que podamos explayarnos con libertad en las artes amatorias.

 

Si te gusto! Compártelo!