BLOG

CONEJITAS

Mucho se ha hablado acerca del famoso punto G femenino pero lo cierto que a pesar de que ya van 20 años de su “descubrimiento” pocas son las mujeres que disfrutan con la estimulación de esta zona de su cuerpo. Por ello os queremos presentar una serie de posturas sexuales para que junto con tu pareja puedas practicar y estimular tu punto G, e incluso poder tener uno de esos orgasmos.

El misionero modificado. Lo primero que tenéis que hacer es colocaos como en la postura del misionero, es decir, ella abajo y el arriba, ambos con los cuerpos estirados. Solo que en esta ocasión para poder estimular el punto G tendréis que colocar la almohada doblada debajo de la cadera de la chica para que él eleve la penetración y pueda tocar en la cara posterior del útero.

La unión del emú plantea una divertida y atrevida postura sexual. Ambos os tendréis que poner de pie, solo que ella tendrá que ponerse de espaldas a su chico y poner su cuerpo un poco flexionado hacia delante. Para facilitarla y estar más cómodos podéis poneros delante de una mesa para que ella apoye sus manos.

La postura de máxima profundidad es perfecta para estimular esta zona solo que únicamente se la recomendamos a los más diestros en el arte de amar ya que pueden lastimar a sus compañeras debido a la profundidad de la penetración. La manera de disponerse es muy sencilla, ella se colocará boca abajo pero colocará sus piernas en los hombros de su compañero para que éste pueda agarrar las caderas de su compañera y dirigir así el acto sexual.

 

Sigue a Vivi
https://vivicastrillon.wordpress.com/
https://www.facebook.com/VVCastrillon
Twitter @VVcastrillon
Instagram VVcastrillon y VVcastrillon1
 

DICCIONARIO VENUS

Sabes que significa...