BLOG

ENTRETENIMIENTO

En los últimos años, muchas cuestiones han cambiado en el mundo, sobre todo los estereotipos o modelos tradicionales que hoy son derrumbados por nuevas tendencias, costumbres o simplemente conductas que antes estaban un poco escondidas. Según dicen ahora, quienes sienten esta atracción no serían homosexuales, y en la mayoría de los casos, son hombres casados...
Una realidad que vale la pena conocer… Aunque a muchos les cueste entender.

La normatividad social establece dos tipos de género basándose en “la naturaleza” de nuestros cuerpos: machos y hembras. Sin embargo, la naturaleza no es la única regente de la sexualidad. La experiencia humana es tan vasta y compleja que supera con creces a los determinantes biológicos.
Por lo tanto, existen sexos y sexualidades:

- Sexo biológico: varón, mujer, intersexual (cuando coexisten caracteres de ambos sexos).
- Sexo psicológico o identidad de género: masculino, femenino, transgénero (travestis, transexuales).
- Deseo sexual: heterosexual, homosexual, bisexual.

Una travesti, al igual que un transexual, no es un varón homosexual que se viste de mujer. Es una mujer trans (se siente mujer pero no niega su origen del sexo opuesto). En el primer caso (la travesti), mantiene sus genitales y no se acompleja por tenerlos; y en el segundo caso (la transexual) necesita operarse para readecuar su cuerpo físico a la experiencia subjetiva de sentirse mujer.

Aclarando estas diferencias entre sexo, género y deseo, el abanico de posibilidades se abre de tal manera que una mujer trans puede tener deseos de estar con un hombre o una mujer; o un hombre heterosexual podría verse deseando a una mujer (biológica y psicológicamente constituida) o a una mujer trans (travesti o transexual).

Hay hombres que buscan travestis para tener sexo y otros que se enamoran y construyen una vida en pareja. A pesar de los avances en materia de sexualidad y aceptación de lo diferente, la tendencia a encasillar existe.
Se cree que un hombre que busca travestis o transexuales es un homosexual encubierto. No es así. Es un varón (identidad de género: se siente masculino), es heterosexual (desea estar con una mujer…Pero trans). A estos hombres heterosexuales les atrae el cuerpo femenino, se sienten fascinados por sus curvas, la sensualidad, y hasta la libertad para el juego erótico.
En muchas de las relaciones con travestis el hombre ocupa un rol pasivo, o hay versatilidad y se intercambian los roles, práctica que una mujer no podría hacer por motivos lógicos, a no ser que utilice una prótesis… (Aclaración: el sexo anal no es sinónimo de homosexualidad).

Si hay oferta de prostitución de mujeres transgénero es porque hay demanda. Los varones que buscan tener relaciones con travestis no lo hacen sólo por mero juego o por salir con amigos a una aventura exótica. Les gusta y lo disfrutan, sólo que unos pocos se animan a decirlo.
Algunos sienten que se excitan más que con sus parejas mujeres. Cuando logran un placer alto con las chicas trans quieren repetir la experiencia. En algunos casos surge el dilema existencial: ¿con quién tengo que estar: con mi novia mujer, o mi chica trans?

A los hombres enamorados de mujeres trans se les presenta el gran desafío de blanquear una relación que puede generar incomprensión, burla y rechazo. Sólo unos pocos valientes se animan.
Un hombre heterosexual que desea a una mujer trans vive preso de la normatividad social (bajo el amparo de las creencias religiosas), que no le permiten una expresión autentica de lo que siente. Tiene que cumplir con las reglas impuestas para un hombre biológico, que se siente hombre psicológicamente, pero que desea igual o más a una mujer transgénero que a una mujer biológicamente y psicológicamente configurada.

Los hombres y las mujeres homosexuales han logrado más aceptación y viven sus vidas con más libertad, les toca el turno a las mujeres y hombres transgénero. Y a los hombres y mujeres que se enamoran de ellas/os.
Por eso mi frase cabecera: “La información abre puertas, mentes y piernas”. Infórmense al respecto, una sociedad que juzga al otro por su preferencia sexual es una sociedad débil e ignorante. Pues cualquier práctica sexual consensuada por ambas partes debe ser aceptada, NO les quiero decir con esto que ahora tengan que probar todos, sino más bien me refiero a ACEPTAR A TODOS.

Así que NO TE SIENTAS GAY, ni HOMOSEXUAL, si te atrae el Sexo Anal o las relaciones con chicas trans. Porque no lo eres.
Hablemos de la diferencia entre identidad sexo-género y orientación sexual.
Un hombre homosexual es aquel que se siente atraído sexual y emocionalmente por otro hombre. Por eso un hombre gay generalmente rehúsa tener una relación sexual erótica o afectiva con una mujer, aunque puede apreciar su belleza desde lo estético (no lo erótico).
Si el hombre que se siente atraído por mujeres (trans o no trans) no siente ninguna atracción por otro hombre, sea cual fuere sus características sexuales, no debe considerarse homosexual.
En el caso de que sienta deseo de tener una relación sexual con una mujer (trans o no trans) y también tenga deseo de tener una relación sexual con un hombre, es probable que su orientación sea bisexual. Como es mi caso mis queridos alumnos… que sexualmente me atraen tanto hombres como mujeres.

AHORA VIENE UNA PARTE IMPORTANTE DENTRO DEL TEMA QUE ESTAMOS ABARCANDO,
¿CÓMO RELACIONARSE CON UNA CHICA TRANS?

- Ante todo trátala como tratas a cualquier otra persona. Habla de cualquier cosa como harías con cualquier otra persona y que no te preocupe su condición transgénero para poder relacionarte de forma natural con ella.
-  Que sea trans no significa que tenga un apetito sexual diferente al de cualquiera ni es más promiscua de lo que puedas ser tú mismo.
- Una mujer transexual es mujer y un hombre transexual es hombre, nunca hagas puntualizaciones de mal gusto que puedan herirla, recuerda que para ella ya es bastante duro sentirse mujer en el cuerpo de un hombre.
- La identidad del género no tiene nada que ver con la orientación sexual. (Recuerda lo que aprendiste en el anterior capítulo).
- Recuerda siempre que si se somete a una cirugía estética como el aumento de busto o se “cambia de sexo” no es para ser más linda solamente, sino para ser ELLA MISMA y poder incorporarse a la vida con su verdadera identidad.
- Ten siempre en cuenta que el ser Travesti, transexual no es una opción o una decisión. Es una realidad. La única “decisión” tomada es el permanecer como está o cambiar su cuerpo para estar acorde con su mente (lo que se conoce comúnmente como cambio de sexo).
- Nunca menciones su nombre anterior, ni preguntes cuál era. Escuchar ese nombre refiriéndose a ella le causa dolor pues es del género contrario al que su cerebro pertenece. Hay que batallar mucho tiempo hasta alcanzar un punto donde una mujer trans hable abiertamente de eso y hasta en modo de chiste…
- No le pidas que te enseñe sus genitales hasta que se dé una situación que lo amerite. Por ser transgénero no tiene nada que pueda resultarte raro ver.
- No la confundas con un gay, travesti, transformista, fetichista, queer, Drag Queens o transexual somos diferentes. Cuando dos cosas tienen nombres distintos es porque son diferentes, trata de aprender que significa cada término y cómo se manifiesta.

Si logran entender todo esto, es la base para que aprendamos a vivir en armonía todos dentro de un mundo real, donde todos se sientan auténticos y no viviendo una mentira.
Yo lucho por la aceptación.
Después de todo... yo también soy mi propio experimento, mi propia “obra de arte”.

Espero esta ClaSEX les haya ayudado a entender la importancia de la aceptación, la inclusión, el trato igualitario y el respeto por todas las diferentes formas de sexualidad que nos rodean.

Ahora debo irme un ratito a ponerme de rodillas, y no para rezar ;)

Celeste González -su coach sexual-

Twitter: @CelesteGonzalez

Facebook: Celeste González

Instagram: @mcelegonzalez

DICCIONARIO VENUS

Sabes que significa...