BLOG

ENTRETENIMIENTO

Uno de los prejuicios instalados cuando hablamos de "swingers" es que en general piensan que se trata de un "todos contra todos" acompañado del descotronol. Esto no es así.

A veces las mujeres creen que cuando entran al club todos se les van a ir encima. No es cierto, ya que hay ciertas "reglas" que son estrictas y se respetan.
La incursión al mundo swinger exige varios ítems que no pueden pasarse por alto:

1) Una amplia libertad carnal
2) Un listado de prevenciones
3) Una moral inquebrantable.

En este caso, invadir sentimientos y/o romper corazones queda terminantemente prohibido. Y la homosexualidad o la bisexualidad no se incluyen en los parámetros de las normas establecidas. De pretenderlo, debe ser aclarado de antemano.

¿Ser swingers puede perjudicar a la pareja?
Tiene mucho que ver con cuán seguro uno está de que realmente quiere vivir esta experiencia. Ambas partes deben realmente desearlo y no aceptar el desafío solo porque a una de las partes le atrae probar.
En caso de avanzar con la idea, tiene que estar previamente analizado, tener un plan A, un plan B y un plan C. Si las cosas no salen como imaginaban y si tal situación a mitad de camino no les complace, ¿cómo creen que irán a reaccionar?
Si NO te crees capaz de gozar viendo a tu pareja cogerse otra persona frente a tus ojos, NO lo hagas.
Si eres celoso/a y te molestas cuando él o ella mira otra persona, NO lo hagas. Es muy probable que NO la pases bien y que tampoco lo haga la otra pareja en cuestión.
Todo eso tiene que estar previamente analizado, discutido y negociado.

Para los swingers no existe una clara filosofía que los defina sino más bien es una pasión: la de querer vivir la sexualidad, libremente y sin tabúes.
Las reglas están claras y se pactan de antemano.

¿Cómo son los clubes?
Estos lugares ofrecen múltiples posibilidades para mentes abiertas y curiosas que quieran experimentar. Muchos de ellos cuentan con "guías" que al ingresar explican el funcionamiento del mismo –reglas básicas de convivencia- a los novatos.

En la entrada te colocan una pulsera fluorescente. Según el color, indica si vas como soltera o en pareja.
En el sexo swinger se mezclan fantasías de todo tipo, orgías, fetiches, juego de roles, Vouyerismo, exhibicionismo y más...
Si el club es grande, hay diferentes salas: en algunas se puede ir vestido, en otras salas solo ingresan desnudos, otras están disponibles para parejas bisexuales… También suele haber una zona de duchas o sauna y en los más 'lujosos' piscinas y terrazas. También existen cuartos oscuros, excelentes para los que se animan a no ver y se entregan a sentir.

Consejos de la profe:

- Pacten Límites: Casi todas las fantasías funcionan como estimulante para combatir la rutina pero eso no quiere decir que si o si tengan que llevarse a la práctica. Si ambos quieren dar el paso, es imprescindible hablarlo y pactar hasta dónde se quiere llegar. Sean realistas: ¿Soportarías ver a tu pareja besando a otra persona? ¿Cómo crees que reaccionarías? Es importante saberlo antes de aventurarse en el mundo liberal. Y ser claros con los límites de cada uno.

Y como siempre digo, implementar estas prácticas sexuales, sea swinger o tríos, NO detienen los divorcios. El swinger es una actividad de parejas que nace de una relación estable, crece como fantasía de ambos, construyendo la confianza mutua y las ganas de divertirse en conjunto. No busquen en estas experiencias un salvavidas en una relación donde la confianza se perdió.

- Vayan despacio: En casi todos los locales hay una parte que es un bar, en este espacio las parejas entablan conversaciones, se conocen y deciden si se sienten cómodos para pasar al plano sexual. En la mayoría de los establecimientos solo está permitida la entrada a parejas o chicas. Los hombres que acuden solos están en otro lugar y únicamente pueden entrar a petición de la pareja. Ahí es donde entra el juego del glory hole, que es un agujero donde los chicos pueden introducir su pene para que las parejas jueguen y decidan si los invitan a pasar.

- Reglas: en el intercambio de pareja el "no" significa "no". Esto significa que el rechazo a una propuesta sexual no requiere justificación y debe ser siempre respetada. La violación a esta regla, en ocasiones lleva a la expulsión inmediata.

- La higiene y la prevención son un mandamiento, se promueve siempre el uso de preservativos para evitar enfermedades de transmisión sexual.

¿Por qué alguien querría ser un swinger?
Generalmente es la necesidad de explorar las fantasías sexuales, sin ser infiel. A veces lo único que desean es variedad en su vida sexual o diversión.

Bueno mis queridos alumnos sedientos de sucia información, sigan asistiendo a clases si quieren aprobar el examen final que es ¡duro!
Y a los que recién llegan, sepan que la escuelita de sexo abre inscripciones nuevamente solo para aquellos aspirantes que tengan la mente más abierta que su boca. La boca se abre sólo para comer algo bien rico, pues lo rico es rico y de lo rico nadie se aburre.

Adeus.
Celeste González – su coach sexual.

Twitter: @CelesteGonzalez

Facebook: Celeste González

Instagram: @mcelegonzalez
 

DICCIONARIO VENUS

Sabes que significa...