BLOG

ENTRETENIMIENTO

Probablemente muchos de ustedes han escuchado hablar de un tal "Sr. Grey", personaje de un libro muy conocido que ha causado furor con una historia amada y a la vez criticada por el público. Sin embargo, esta historia logró instalar en la mente de muchos curiosos las ganas de probar algunos juegos que hace un tiempo eran desconocidos.

Yo, fiel entusiasta de la diversidad sexual y de que cada quien viva su sexualidad como más le guste de forma sensata, consensuada y segura, tal como lo dictan las tres reglas del BDSM (y que aplican perfecto para cualquier práctica sexual) los voy a instruir un poco sobre este mundo tan interesante. 
1. La sigla BDSM corresponde al término Bondage, Disciplina, Sado y Masoquismo. A su vez también contempla los términos Dominación y Sumisión que ampliaremos a continuación.
2. El BDSM siempre se practica de manera consensuada, nunca unilateralmente. Lo que el libro muestra, raya en el abuso.
3. En el BDSM se identifican dos roles: dominante (activo) y sumiso (pasivo). El dominante es el que disfruta de estas prácticas manteniendo la iniciativa y el control de la acción, mientras que la parte sumisa obtiene placer al entregarse en manos del dominante, para que sea éste quien dirija la sesión.
4. Se entiende “sesión de BDSM” como el momento en donde la pareja de juego “entra en rol” y lleva a cabo las prácticas previamente acordadas entre ambos.

5. Amo: Persona de sexo masculino que ejerce el rol dominante.
6. Dominatriz: Ídem al anterior punto, pero es una mujer.
7. Sumiso/a: Obtiene el placer al entregarse en manos del dominante.
8. Switch: Personas que ejercen ambos roles, dependiendo el momento o su compañero sexual.
9. No deben confundirse las torturas y humillaciones con la falta de respeto. Todas las acciones llevadas a cabo en un ambiente BDSM son acciones previamente consensuadas y proyectadas dentro de un marco de seguridad.
10. Hay pieles diferentes y niveles de dolor. Sumisión no implica masoquismo, son dos cosas distintas. Uno es el gusto por ceder el control, las órdenes, y el otro tiene que ver con el gusto por el dolor. Puedes encontrar sumisas que no toleran el dolor pero que les gusta estar amarradas, por ejemplo.
11. Hay que definir límites. Aunque no tengas idea de qué es esto, sí tienes una ligera noción de qué definitivamente no harás déjalo en claro desde un principio.
12. Una sumisa no vive sufriendo y sintiéndose triste como Anastasia en el libro, por el contrario vivimos muy felices.
13. Gran parte del placer de la sumisa es complacer a su amo. La mayor excitación parte justamente de eso.
14. Palabra de seguridad: La sumisa la dice cuando quiere parar por dolor o por cualquier razón. "Puede ser una palabra que no tenga nada que ver con el juego”.
15.  No es necesario ser millonario para practicar el BDSM.
16.  En el BDSM también se puede dar regalos, pero no es la forma de conquistar a una sumisa. (Aunque… ¿quién le dice que no a un auto? Je).
17.  Una relación BDSM no necesariamente termina en matrimonio, en ocasiones sucede, pero no es lo común.
18.  El ‘contrato’ en el BDSM sí se usa, pero es mucho más importante plantear límites y aficiones antes de comenzar una relación.
19.  En cualquier caso, y en especial cuando los participantes no están familiarizados con las prácticas, es conveniente realizar una negociación previa a través de la cual lleguen a los acuerdos necesarios sobre lo que cada uno quiere, lo que busca.
20.  Una sesión de BDSM nunca se debe llevar a cabo para sacar el enojo o la frustración de sus participantes.

21.  Sexo Vainilla: término que usan en el BDSM para referirse a las personas que sólo tienen sexo convencional, sin importar si es heterosexual, lésbico u homosexual.
22.  Christian Grey practica el BDSM porque no es capaz de mostrar sus sentimientos verdaderos. Quienes realmente lo practicamos, involucramos muchos sentimientos como confianza, cariño y amor.
23.  Un Dominante verdadero no debe aislar a la sumisa de su familia y amigos.
24.  En una relación BDSM, sobre todo en nuestros días, no es necesario que el dominante se haga cargo de las necesidades económicas de la sumisa.
25.  Si una sumisa comienza a sentirse vigilada y acosada por el Dominante, lo más sano es terminar la relación.
26.  Con una sumisa novata, se recomienda comenzar las prácticas de manera gradual, para comprobar que ella está también disfrutando.
27.  El BDSM no es excusa para abusar de un menor como en el caso de la señora Robinson y Christian a los 15 años en dicho libro.
28.  Los accesorios son parte fundamental del BDSM. En el Bondage la clave son las cuerdas y ataduras (desde esposas hasta sistemas más complejos), la dominación y sumisión incluye artículos de cuero como vestimenta y látigos, el sadismo y masoquismo requiere de piezas especiales como pinzas, etc.
29.  El Collar en el BDSM simboliza la entrega. No es un elemento de juego, quien se coloca un collar se entrega enteramente a otra persona. Y el amo se compromete a cuidar de ella.
30.  El spanking o azote es una práctica erótica muy placentera y muy común, no es terrible como lo muestran en el libro. Se utilizan fustas, palmetas, látigos, y hasta las manos para dar chirlos.

31.  Si te sientes libre cuando estas atada, si te excita que te aten, debes saber que esa práctica se llama BONDAGE.
32.  Shibari: Es una refinada práctica erótica basada en las ataduras que nació Japón que, al contrario que el bondage, no exige necesariamente que el atado permanezca inmovilizado por completo.
33.  Los celos obsesivos, como los del protagonista, destruyen cualquier relación. El BDSM no es la excepción.
34.  No se necesita de un ‘cuarto rojo’ para practicar BDSM, se pueden utilizar muchas cosas que tengamos a la mano. El límite es la imaginación.
35.  El ‘cuarto rojo del dolor’ también podría llamarse el ‘cuarto rojo del placer’, pues ése es precisamente el punto del BDSM: causar placer mediante el dolor. Si el único objetivo es el dolor, la relación es de abuso.
36.  ¿Se puede considerar a un Amo un maltratador y a una sumisa su víctima? Como les dije antes, El BDSM es consensuado, Sano, Seguro y Consensuado, no ocurre nada que no quieres que ocurra.
37.  Una mujer con baja autoestima no es la mejor candidata para ser sumisa, ya que si el Dominante no es inteligente, puede terminar peor.
38.  El amenazar a la sumisa con dejarla si no acepta lo que el Dominante pretende imponer, lejos de fortalecer una relación, termina con ella.
39.  El collar es de los símbolos más importantes en una relación BDSM. No se menciona en el libro ni en la película.
40.  El código de vestuario, la fantasía y los roles son parte activa de esta práctica. Busca en la web y despliega tu imaginación.
41.  Se presenta a Grey como practicante de BDSM porque no conoce el amor verdadero. El BDSM y el amor son perfectamente compatibles, aunque no indispensables.
42.  Piensa que el mundo del BDSM es como una jungla, y como en toda jungla hay mucha belleza y peligro, así que entrar con prisa es mala idea. Observa el paisaje, ya que Cualquier idiota puede llamarse a sí mismo “amo”.


43.  Un Dominante no debe meterse en la vida personal y familiar de la sumisa, son cosas que deben respetarse. De lo contrario se cae en el acoso.
44.  En el BDSM es primordial la buena comunicación y la confianza.
45.  Si todo esto te atrae quizás te preguntes si es muy enfermo de tu parte o sos un bicho raro, Pues quítatelo ya de la cabeza. Mientras no se haga daño a nadie, y se trate de adultos que consienten libremente, nadie tiene por qué decir qué es lo que se puede o no hacer en una relación sexual.
46.  ¿Qué riesgos implica el BDSM? La prevención de los riesgos es prácticamente inseparable del conocimiento de las técnicas. No se puede atar a una persona si no se sabe cuáles son los nudos apropiados para evitar lesiones. Igual que no se puede hacer una sesión de spanking desconociendo el manejo de los instrumentos apropiados o qué partes del cuerpo son adecuadas para recibir unos azotes.
47.  Aunque el BDSM contiene complejos códigos y formas no es más que otra manera de alcanzar el placer que no debe ser vista con espanto ni miedo.
48.  Si te interesa el BDSM y quieres experimentarlo de una forma más intensa infórmate de manera profunda, mira muchos videos xxx, pero sobre todo conversa con tu pareja para que se convierta en una experiencia agradable y ambos disfruten de esta forma de sexo duro.
49.  Más allá de 50 sombras, les recomiendo otros títulos de cine para que vean: Secretary, Mentiras, Las edades de Lulu y El imperio de los sentidos. Sexualmente potentes y mis favoritas.
50.  Los foros de internet, los chats, los grupos o las comunidades virtuales son de mucha ayuda. La costumbre es entrar en ellos adoptando un seudónimo, algo habitual en todos los chats. En el mundo BDSM la mayoría de la gente suele identificarse por su nick.

No hay escuelas de BDSM pero sí una Escuelita de Sexo donde su directora, bisexual, ninfómana, sumisa desde el pelo hasta la punta de los pies y bajo las órdenes de un AMO más que satisfecho, está dispuesta a responder todas sus consultas utilizando #ClaSEX.

Su profe tiene que irse, pues hoy me he portado muy mal y creo que merezco un ¡CASTIGO! mmmm… bien rico ;)

¿Te gustaría saber más? las posibilidades de experimentar empiezan con un buen Seminario de introducción al BDSM: El 13 de Mayo (Bs As, Argentina), Ciro Master, responderá todas sus dudas. Puedes contactarte con el por twitter @MasterCiroJ

Adeus.

Celeste González – su coach sexual.
Twitter: @CelesteGonzalez

Facebook: Celeste González

Instagram: @mcelegonzalez

DICCIONARIO VENUS

Sabes que significa...