BLOG

ENTRETENIMIENTO

#ClaSEX N° 5 - El placer de lo prohibido.

Cuando nos referimos al sexo anal el pudor se impone con la fuerza de lo prohibido, lo sucio y lo morboso. Aquellos que consideren que el sexo anal es sólo para homosexuales, están muy equivocados: antiguamente era practicado por diferentes culturas heterosexuales.
Hoy en día, aún hay quienes ven al ano como un “templo sagrado”, intocable, donde nadie puede tener acceso porque sería una gran ofensa. Además si admites que te gusta: eres vista como una perra.

Sin embargo, no todo el mundo tiene esa mente cerrada y cada vez son más las personas se animan a explorar esta mágica práctica.
Puede que aún no te hayas animado a disfrutar de la penetración anal, pero el sexo oral en esa zona (conocido como beso negro) es una deliciosa forma de experimentar la excitación al máximo. Consiste en introducir la lengua en el ano de la pareja para provocarle placer.

Imagínatelo así, ella tirada boca abajo en la cama, tú te pones detrás, la apoyas solo un poco, luego lentamente le sacas su ropa interior. Ella arquea la espalda y tú abres despacio sus glúteos, vas metiendo tu lengua sedienta, lames primero su vagina, ella comienza a mojarse mucho, sientes su gusto salado en tu boca, es exquisito... ella está a punto caramelo, aprovechas y mueves tu lengua hacia ese hermoso y cerrado huequito que de tanta excitación pide que lo penetren sin compasión alguna.
¡Así de divino es entregarse al beso negro!

Quiero darte un par de tips que te ayudarán en el momento de practicarlo:

-  El ano es una de las zonas erógenas más importantes del cuerpo femenino y masculino, por lo que la estimulación en esta área resulta completamente placentera. El beso negro es una de las mejores formas de relajarlo.
– El beso negro consiste en realizar sexo oral en la zona anal usando la boca y la lengua para estimular por completo el área. Puedes comenzar acariciando las nalgas y jugueteando en los alrededores. La masturbación es una excelente forma de dar inicio a este juego, puedes ir frotando suavemente con tu dedo en movimientos circulares.
– Cuando estén listos para comenzar el beso negro, pueden ir directamente a la zona o hacerle sexo oral a tu pareja como habitualmente lo haces, para pasar suavemente con tu lengua hacia la zona del ano.
– Siempre puedes alternarlo con la masturbación, convirtiendo toda la experiencia en una explosión de sensaciones muy estimulantes.
–  Por tratarse de una práctica anal en la que nuestra boca está involucrada, la higiene es fundamental. Antes de recibir sexo anal asegúrate de haber lavado muy bien la zona con un jabón antibacterial.
–  Al momento de realizar prácticas anales evita intercalarlas con la vagina o ten cerca toallitas húmedas antibacteriales que te permitan disminuir el riesgo de infecciones a causa de bacterias.
–  Cuando se trata de hacer un beso negro, la depilación  se agradece mucho, pues facilita en gran medida el disfrute de ambos.

Si sientes curiosidad por ir más allá y probar la penetración anal, tengo tips también que te van a ayudar a pasarla bien:

–  Relájense. Es importante que los dos compartan las ganas de hacerlo y se sientan tranquilos con la decisión.
–  Excítense. Cuanto más excitados estén los dos, más aumentará la libido y mayor será el placer. Aquí entra en juego lo anterior desarrollado acerca del beso negro.

–  Estrategias. Los juegos previos son fundamentales. Las caricias juegan un papel importantísimo en la “preparación del terreno” y en la lubricación de la zona.
–  Listos. Cuando ambos se sientan preparados, es el momento de la penetración. Para facilitarla, lo recomendable es usar un buen lubricante. Pídele a tu compañero que lo haga sin prisa y suavemente, parando cuando se lo pidas.
–  Las posturas. Todas las posiciones sexuales son válidas: en cuatro patas, parados, de costado e, incluso, la clásica “del misionero”. Lo importante es que estén cómodos y puedan disfrutar los dos.

La pregunta de ORO: ¿Existe el orgasmo anal?

Al igual que los orgasmos vaginales, los anales tienen que ver con el físico y la mente. Así que la estimulación para alcanzar el orgasmo es la base de todo.
Durante la práctica conviene que ellas se masturben para lograr el orgasmo. La estimulación del clítoris más las contracciones del esfínter del ano durante el climax puede ocasionar los orgasmos más fuertes y placenteros de tu vida.

Y ahora que saben todo esto mis queridos alumnitos tienen mucha tarea, así que compren lubricante y preparen esos culitos… que como decía el gran Henry Miller, “el sexo es una de las nueve razones para la reencarnación y las otro ocho no son importantes”. Y sí es anal mejor!

Adeus.
Su coach sexual – Celeste González -

Twitter: @CelesteGonzalez

Facebook: Celeste González

Instagram: @mcelegonzalez

¡Los alumnos que tengan más participación en nuestras redes sociales utilizando el hashtag #ClaSEX se llevarán un premio todas las semanas!

 

DICCIONARIO VENUS

Sabes que significa...